Inicio

Campeonatos de España

Revistas antiguas

Torneos

El desván

Contacto

   

 

El paso de Ored Karlin por España

Stoltz, Karlin, Carlén, Stahlberg y Krenzisky

( Autor: © Javier Cordero Fernández )

        Ored Karlin había hecho méritos suficientes para que su nombre fuese conocido y su fama llegase hasta la lejana ciudad de Madrid. No contaba con la notoriedad de otros maestros que pasaron por España, como Lilienthal o Flohr, pero sus resultados en Suecia y en la Olimpiada de 1928 le abalaban. La participación en unas Olimpiadas no sólo era una gran experiencia a nivel deportivo, sino que representaba un gran escaparate a la hora de poder ser contratado en diversos países, lo cual era el sueño de cualquier ajedrecista: ganar dinero con el ajedrez y además conocer otras tierras y otros horizontes.

        El nombre de Ored Karlin comenzó a aparecer en los medios suecos en el año 1923, aunque sus inicios fueron más bien discretos y casi siempre ligados a competiciones por equipos. En 1926 empezó a cosechar buenos resultados, como la 3ª posición en el Campeonato de Suecia 'B' con 4 puntos en 7 partidas. El año 1928 sería el de su consagración, su segundo puesto en el Campeonato de Suecia, donde no faltó ni una de las figuras del país, demostraba que no se trataba de un ajedrecista más: Ver tabla. Este resultado le sirvió para ser seleccionado para el equipo nacional sueco que participaría en la Olimpiada de La Haya 1928 (Suecia finalizó en un discreto 13er lugar de 17 participantes y Karlin, que jugó en el 4º tablero, logró 5 puntos en 11 partidas). El tercer lugar en el Campeonato Nórdico de 1929, sólo por detrás de Stahlberg y Lundin, confirmaba los buenos presagios que estaba generando: Ver tabla. Sin embargo, estos resultados no tuvieron continuidad en el tiempo, Karlin parecía predestinado a acompañar a los famosos 3 mosqueteros (Stahlberg, Stolz y Lundin, que tantos éxitos dieron a Suecia en las Olimpiadas de los años 30), pero su juego se estancó y poco a poco otros jugadores suecos le sobrepasaron. El 5º puesto en el Campeonato de Suecia de 1932 fue su último resultado destacado en aquella época. Es cierto que tras su participación en Madrid vivió una segunda época dorada logrando buenos resultados en pequeños torneos lejos de Suecia, aunque poco a poco se fue alejando de los tableros, parece que debido a una enfermedad respiratoria, y su nombre fue quedando en el olvido.

La llegada de Ored Karlin a España

         Antes de desembarcar en Madrid en Mayo de 1933, Ored Karlin estuvo en Valencia, ciudad a la que llegó el 21 de Abril. Las crónicas comentan que lo hizo por asuntos particulares y que estaría en la ciudad durante unas semanas, por lo que Karlin no llegó a España contratado por su maestría en ajedrez, sino por otro tipo de negocios. Sin embargo, los aficionados valencianos quisieron aprovechar la ocasión y no dejar pasar la oportunidad que suponía tener un maestro de semejante talla entre ellos durante unas semanas. Tras ser invitado a visitar el Club de ajedrez Valencia, pasó a jugar una serie de partidas ligeras (amistosas) contra los jugadores valencianos más destacados. Tras esto, en el mismo club se improvisó una sesión de simultáneas a 8 tableros ante rivales de entidad. El resultado fue de +4 =1 -3, Villar logró tablas, Espinosa, Llobet y Alfredo Cuñat lograron vencer a Karlin.

          Durante las semanas que permaneció en Valencia no estuvo demasiado vinculado al ajedrez, aunque si tuvo tiempo de jugar un match amistoso con José María Espinosa, uno de los puntales del ajedrez valenciano. Se sabe que el resultado fue de 4-2 a favor del maestro sueco, aunque no se conoce la distribución de victorias y posibles tablas del encuentro. Eso sí, gracias al lector alemán Ulrich Tann disponemos de dos partidas de este match, que podéis descargar en el pgn adjunto al final de este artículo.

La visita a Alcoy

Cuadro en el que se aprecia una vista del pueblo de Alcoy

          A principios de Mayo el club de ajedrez de Alcoy invitó a Karlin a pasar unos días en su ciudad. La cercanía con Valencia terminó de convencer a Ored, que aceptó la propuesta. El 6 de Mayo, a las 23:00!!, el maestro sueco dio una sesión de simultáneas a 25 tableros. Durante 3 horas y media batalló con los aficionados alcoyanos con un resultado de +20 =4 -1, siendo derrotado por Fabiá y haciendo tablas con Miguel Botella, Eduardo Doménech, Cassasempere y Sra. de Pérez.

          En Alcoy se aprovechó al máximo la visita de Karlin, los días 6 y 7 de Mayo se organizó un pequeño torneo que enfrentaría al ilustre invitado con los 3 jugadores más fuertes de la ciudad (que habían finalizado en las 3 primeras posiciones del último torneo social). La primera ronda se jugó el 6 de Mayo a las 19h, de ahí el extraño y tardío horario de las simultáneas jugadas esa misma noche, la segunda ronda se jugó al día siguiente a las 10:00 y la tercera ese mismo día a las 16:00. Así se dirimió la lucha:

Cuadrangular de Alcoy 1933 (6 y 7 de mayo de 1933) - Clasificación final

#

Jugador

País

1

2

3

4

Total

1

Karlin, Ored

SUE

½

1

1

2.5

1

Botella, Miguel

ESP

½

1

1

2.5

3

Torres

ESP

0

0

1

1.0

4

Sancho

ESP

0

0

0

0.0

          Nada más finalizar el cuadrangular, Karlin jugó una partida contra varios rivales en consulta (Botella, Torres y Torrejón), una disputada lucha que terminó en tablas. Como se ve, Karlin fue sometido a una actividad intensa y extenuante, sin separarse del tablero durante todo el día y parte de la noche. La estancia de Karlin en Alcoy llegó a su fin el día 8 de Mayo, día en el que aún quedaba un último acto, en este caso a cargo del jugador más fuerte de la ciudad, Miguel Botella, que jugó una simultánea ante 10 rivales (a partir de las 19:00) logrando un pleno de victorias.

El viaje continua

          El 10 de Junio, invitado por la Agrupación Artística Aragonesa, Karlin llegó a Zaragoza y como todo maestro que pasaba unos días a orillas del Ebro en aquella época, se enfrentó a Ramón Rey Ardid. Con el campeón de España disputó un pequeño match a 2 partidas, sin duda la prueba más dura a la que se había enfrentado en España dada la entidad del rival. La primera partida, jugada el día 11, fue ganada por Rey Ardid, mientras que la segunda se la apuntó Karlin dejando el encuentro en tablas. Durante su estancia en Zaragoza dio dos sesiones de simultáneas con los siguientes resultados: +10 =2 -2 y +13 =4 -4.

         Durante semanas no se conoció más actividad ajedrecística de Karlin, hasta que el viernes 7 de Julio se desplazó a Barcelona. Una vez en la ciudad condal, acudió al Club Ruy López Tívoli, donde se enfrentó a 20 rivales durante unas simultáneas encontrando una seria resistencia. El resultado fue de +11 =4 -5, logrando vencer al maestro los aficionados Duffo, García, Comas, Mayol y Viñals, y entablando Fortuny, Font, Pons y Torner.

         El 9 de Julio dio una nueva sesión de simultáneas a 20 tableros, en esta ocasión organizada por el Club de ajedrez Barcelona. Los rivales fueron escogidos entre varios clubes de la ciudad y el resultado fue muy positivo: +16 =2 -2, derrotando al maestro los jugadores Joaquín Gil (C. A. Barcelona) y Benet (Obertura), y haciendo tablas Escudero (Condal) y un jugador del C. A. Barcelona. Al poco también participó en una Fiesta del ajedrez organizada en el Parque Municipal de Mataró, donde se disputó un encuentro a 100 tableros entre el C. A. Barcelona y los aficionados de Mataró.

          A principios de Agosto Karlin continuó con su peregrinaje por tierras catalanas llegando a Badalona, donde dio unas nuevas simultáneas a 25 tableros. Karlin logró el siguiente resultado: +19 =2 -4, siendo derrotado por Rovira, Ferrer, Sitja y Serra, y empatando con J. Viñas y Barberá. Unos días después Karlin desembarcó en Manresa para una nueva sesión, en esta ocasión para enfrentarse a 24 jugadores locales obteniendo un resultado de +17 =2 -5. Y aquí se pierde el rastro de Ored Karlin en nuestro país, por lo que es de suponer que regresó a su país una vez conocida una tierra tan diferente a la suya.

Descargar 19 partidas de Karlin en aquella época (España y Suecia)

 

 

Un puzzle al que le faltan piezas

© Historia del ajedrez español. Todos los derechos reservados