Inicio

Campeonatos de España

Revistas antiguas

Torneos

El desván

Contacto

   

 

Bases del Torneo de Zaragoza 1919

1. Se dará comienzo al mismo, en uno de los salones del Casino de Zaragoza, que previamente será destinado para este fin, el día 4 de octubre del corriente año 1919.

2. Los aficionados españoles que deseen tomar parte en este Torneo, deberán solicitar la inscripción en el mismo, mediante carta dirigida al señor director del Torneo al domicilio social del Casino de Zaragoza (Coso, 56, Zaragoza) por correo y certificada, y emitiendo por Giro Postal al propio tiempo la cantidad de 25 pesetas en concepto de derechos de inscripción y otras 25 de caución, detallando convenientemente los nombres y apellidos del solicitante y su domicilio.

3. El número total de jugadores será, como máximo, el de 16. De estas dieciséis plazas, ocho serán ocupadas por los aficionados españoles que no siendo vecinos de Zaragoza en el día de la fecha lo soliciten, siguiendo para adjudicarlas el orden de las fechas de petición, ateniéndose la Comisión en cuanto a la prioridad de derecho, a cuando se firmó el recibí de la carta certificada en que se pida la inscripción con arreglo a la condición que precede: cuatro plazas se reservan precisamente a los aficionados que, siendo vecinos de Zaragoza, hayan obtenido mejor puntuación en el torneo eliminatorio preliminar que para este fin se celebró en el pasado mes de mayo; y las otras "cuatro restantes" quedan a disposición de la Comisión Organizadora para otorgarlas libremente entre los demás solicitantes.

4. La inscripción queda abierta desde el día de hoy hasta el día 16 de julio del año actual.

5. Cerrada la inscripción se comunicará inmediatamente por escrito a los interesados si quedan o no inscritos y a los que no pudieren ser admitidos de les devolverá las cincuenta pesetas remitidas por inscripción y caución.

6. Si pasada la fecha de inscripción no hubiesen quedado cubiertas las dieciséis plazas, serán ocupadas por los jugadores domiciliados en Zaragoza que así lo deseen, teniendo derecho preferente los que la obtuvieron más baja en el torneo preliminar eliminatorio que se celebró en el Casino de Zaragoza en el mayo actual.

7. El torneo se jugará a una sola vuelta si el número de concurrentes a él excede de ocho.

8. La sesión de apertura del mismo tendrá lugar a las doce en punto del día 4 de octubre próximo, en uno de los salones del Casino. En esta sesión preliminar se procederá a la adjudicación de un número mediante sorteo para cada uno de los concurrentes, que será el que regirá para la marcha de los turnos. La asistencia de los inscritos a este acto será obligatoria y quien faltare a ella no podrá tomar parte en el Torneo, cualquiera que fuese el motivo invocado para excusarse.

9. Las partidas se jugarán los días 4, 5, 6 (7 y 8 libres), 9, 10, 11 (12 y 13 libres), 14, 15, 16 (17 y 18 libres), 19, 20, 21 (22 y 23 libres), 24, 25, 26 (27 y 28 libres) del mes de octubre próximo.

10. Las horas reglamentarias de las sesiones para celebrar las partidas serán desde las catorce y media a las veinte y media; quienes deban de mover en ese momento habrán de meditar su jugada e inscribirla con la notación española o la algebraica en forma legible. Las partidas que no hubiesen terminado en las horas reglamentarias del día señalado serán continuadas en el próximo día libre a las horas de costumbre después de anotar y firmar la posición y la jugada que piense verificar el jugador a quien le corresponda hacerlo y entregar en sobre cerrado el pliego que la contenga al señor director del Torneo. Cuando a uno mismo se le acumularen varias partidas por terminar, el señor director indicará cuando deberá continuarse cada una de ellas.

11. El número de jugadas que como mínimo habrá de hacerse en una hora será el de quince. El rigor de este punto se llevará hasta el extremo de que en cuanto exista la extralimitación, por mínima que sea, se le declarará perdida la partida.

12. Todas las partidas se jugarán en el local que indique el director del Torneo y con el material que proporcione el Casino de Zaragoza, que nadie podrá rechazar.

13. Al jugador inscrito que no se presentase el día señalado para jugar la partida con el concursante que le corresponda, se le anotará como perdida por él, sin que sea de estimar causa alguna que le exima de la obligación; a la hora señalada para dar comienzo a la sesión su contrincante tendrá obligación de hacer marchar el cronómetro que marque el tiempo de la partida.

14. Cada jugador durante el curso de la partida tiene la obligación de hacer funcionar el reloj de tiempo y de anotar la partida. Estas dos obligaciones no son delegables ni eludibles.

15. Terminada la partida entregará la copia de ella firmada al director del Torneo antes de abandonar el salón donde se haya jugado, como requisito indispensable para que le sea anotada. Si el resultado fuere tablas, los dos jugadores harán entrega de las copias respectivas con la misma formalidad.

16. Todas las partidas jugadas durante el Torneo quedarán propiedad del Casino para la primera publicación.

17. Los premios que se otorgarán son los siguientes:

I) De 750 pesetas en metálico.

II) De 450.

III) De 250.

IV) De 150.

V) Un cronómetro de ajedrez.

VI) Un cronómetro de ajedrez.

VII) Un cronómetro de ajedrez.

VIII) Un cronómetro de ajedrez.

IX) Un cronómetro de ajedrez.

X) Un cronómetro de ajedrez.

XI) Devolución del importe de la inscripción.

XII) Devolución del importe de la inscripción.

Se devolverá también en concepto de premio el importe de la inscripción, al que obtenga mejor puntuación en su lucha con los cuatro primeros, excluidos éstos; al vencedor de la partida ganada en el Torneo con más brillantez, según criterio de la Comisión organizadora, y al que con las blancas haya ganado mayor número de partidas con la apertura española.

18. El aficionado aragonés residente habitualmente en Aragón que obtenga la mejor puntuación, será proclamado campeón de Aragón. Si varios de los jugadores la hubiesen obtenido igual, siendo aragoneses y viviendo en Aragón de ordinario, se disputarán el campeonato en un match a cuatro partidas, que se jugarán los días 29, 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre próximo, en iguales condiciones a las de este Torneo.

19. El reparto de premios se verificará en sesión de clausura que tendrá lugar el 28 de octubre inmediato a las veinte horas y media, excepción hecha del premio de brillantez que habrá de concederlo la Comisión, estudiando las partidas, tomándose como plazo hasta el 1 de enero de 1920 y cuyo fallo inapelable será comunicado al interesado oficialmente. La proclamación de campeón de Aragón se hará en esta sesión si no hubiera de disputarse en match.

20. Celebrada la sesión de clausura, los señores concursantes tendrán en la Secretaría del Casino de Zaragoza a su disposición, el importe de la caución que depositaron al inscribirse.

21. Todos los jugadores habrán de sujetarse al Reglamento que para jugar al ajedrez aparece en el "Manual de ajedrez", de José Palucié y Lucena, así como a todas las condiciones que aquí se marcan.

22. Si alguno de los concursantes abandonase o fuese excluido del Torneo antes de su terminación perderá la caución entregada a este efecto. Si alegare y probare debidamente, a juicio de la Comisión organizadora del Torneo que el abandono obedeció a justa causa, esta fallará de modo inapelable, si ha de serle o no devuelta.

23. Todas las cuestiones que puedan suscitarse durante la celebración del Torneo Nacional de Ajedrez, del Casino de Zaragoza, serán resueltas por el director del mismo, quien resolverá de plano y sin ulterior recurso, pudiendo recabar el parecer o consejo de los miembros de la Comisión o de cualesquiera otras personas que estime oportuno, y ateniéndose desde luego en lo previsto a las reglas del juego que aparecen en el aludido "Manual" del señor Palucié y Lucena, del que constantemente habrá un ejemplar depositado en la mesa del director que se colocará en el salón en que se celebren las sesiones.

Zaragoza, 30 de mayo de 1919.

El director del Torneo,

CARLOS LAHOZ ANEL

La Comisión organizadora: Ángel Bellido Betés, Miguel Ángel Laguna Ortiz, Luis María Sainz Jiménez, Antonio de Pedro y Musitu y José Juncosa Molins.

 

 

Un puzzle al que le faltan piezas

© Historia del ajedrez español. Todos los derechos reservados