Inicio

Campeonatos de España

Revistas antiguas

Torneos

El desván

Contacto

   

 

Biografía de Rafael Saborido Carré

( Autor: © Joaquim Travesset Barba )

           Rafael Saborido Carré fue uno de los jugadores más fuertes de su época, consiguiendo buenas victorias tanto en individuales como por equipos. Empezó a jugar al ajedrez allá por el año 1943, interesado al ver a sus compañeros de estudios “jugar a una cosa rara”. Le enseñaron como se jugaba y se aficionó por completo. Su primer club fue el Orfeó de Sants, defendiendo también los colores del Sants. De allí pasó al Club d’Escacs Barcelona. Era el año 1948 y ya figuraba como titular. A pesar de su ausencia durante el periodo que pasó en El Salvador, continuó en el club decano, quiénes tuvieron la deferencia de mantener su licencia al corriente. Un paso esporádico por el Club d’Escacs Mataró y, con posterioridad en el Español y el Ruy López Paluzíe, fueron algunos de los equipos en los que participó. En su haber se hallan buenas partidas con los maestros extranjeros. Si exceptuamos sus resultados en el exterior, durante su estancia en El Salvador, los más sobresalientes en España fueron los siguientes:

Subcampeón de España en 1948, 1960, 1963 y 1968

Campeón de Catalunya en 1965 y 1966

Subcampeón de Catalunya en 1950, 1963 y 1968

VII Torneo Internacional de Madrid-1961 - 5º clasificado

           Este quinto lugar en el torneo de Madrid, no es que sea un gran suceso, pero tiene su importancia. Fue el primer español y le aguó la fiesta al austríaco Robatsch. Conseguir dos puntos de los cuatro primeros clasificados nos es nada vulgar: Torneo de Madrid 1961.

           Otro de sus buenos torneos fue en 1966, donde quedó en tercer lugar (ver este artículo). Estas partidas las podéis ver en el pgn. También había en su estancia en América central, en los torneos de Guatemala 1956 y El Salvador 1955 y 1958, tal como reza una tarjeta de presentación que veremos más adelante.

           El 6 de junio de 1953, desde San Salvador, donde residía en la calle 1ª Avenida Norte, 110, escribía a Àngel Ribera solicitándole diverso material de ajedrez y que se entregara en casa de sus padres, en la calle Watt, nº 5, 1º 2ª, del barrio de Sants, que ellos abonarían su importe en el acto.

           Saborido añadía estas palabras…

“Luego de un paréntesis en mis actividades ajedrecísticas, debido a múltiples problemas planteados que requerían toda mi atención, me hallo actualmente residiendo en esta acogedora y democrática República, disfrutando de un buen puesto en el Gobierno del honorable Coronel Óscar Osorio y, consecuentemente, puedo dedicarme a mi pasión favorita que es, como tú bien sabes, el ajedrez…”

“…Como te expuse anteriormente, he estado completamente alejado de toda actividad ajedrecística, pero he seguido en términos generales las pruebas más importantes celebradas en España. Espero que este año alcances los más altos puestos a que eres acreedor por tu reconocida maestría y fino sentido posicional. En la imposibilidad material de escribir a todos y cada uno de mis queridos amigos y compañeros ajedrecistas, mucho te ruego les envíes en mi nombre el testimonio de mi imperecedero afecto y cordialidad, ya que siempre todos están presentes en mi mente.”

“Te envía un cordialísimo saludo, extensivo a tus distinguidos familiares, tu buen amigo que sabes puedes disponer para todo cuanto gustes en ésta.”

           Y seguía esta firma…

Firma de Rafael Saborido Carré

           Pero realmente en 1952 sucedió un hecho que hizo cambiar su vida. El cuadro que ahora veremos es el orden del sorteo para jugar la final del campeonato de Catalunya, que se disputaría en los locales del Club d’Escacs Barcelona, a partir del 9 de febrero. En este enlace podéis ver, entre otras cosas, el Reglamento del torneo, con sanciones importantes a los jugadores que se retiraran sin causa justificada.

El Mundo Deportivo (8-02-1952)

           Incluso Saborido comentó en dicho periódico, cuyo enlace hemos visto, una partida simultánea disputada en Barcelona entre el norteamericano Hermann Steiner y el catalán Carles Capella. Un dato más de su interés en comentar aspectos técnicos sobre una variante (ver pgn). Saborido ya no se presentó a jugar la ronda 5ª. Al faltar también en la 6ª fue excluido del torneo. Un torneo que tuvo diversos incidentes, como fueron los aplazamientos de partidas, tanto de F. J Pérez, como de Medina, que jugaron en las mismas fechas el Internacional de Portugal. Saborido había vencido a F.J. Pérez y al Dr. Vallvé, entablando con Lladó y perdiendo contra Albareda. Estos fueron los resultados de sus cuatro partidas, cuando debió retirarse de la competición, marchando a La Habana, donde llegó el 27 de marzo. Sus actividades en Cuba nos son desconocidas, pero por noticias particulares de Saborido, a partir del 1º de enero de 1953 pasó a desempeñar el cargo oficial de preparador técnico de ajedrez de la República Centroamericana de El Salvador, cuyas autoridades cuidaban de su difusión y mejora. Pero no por ello dejó de colaborar en El Ajedrez Español, de sus éxitos en aquellas tierras y especialmente de su match a 8 partidas con el campeón mejicano Araiza (+5 =2 -1) y el torneo de Guatemala. Precisamente de este torneo se adjunta una partida en el pgn, jugada contra C. Dávila, y la tercera del match jugado contra Araiza.

Con el ministro de Defensa de El Salvador, coronel Adán Parada (Fuente: Revista Destino)

Con el Subsecretario de Defensa de El Salvador, teniente coronel José Joaquín Chacón (Fuente: Revista Destino)

           Su regreso se debió producir tal vez en 1958, que es el año donde encuentro alguna partida, cuando participó en el Torneo de Entrenamiento de la Selección Española, con objeto de formalizar el equipo que debía desplazarse a la Olimpíada de Múnich. Ver cuadro en el que figura Saborido. Àngel Ribera Arnal, obtuvo el mejor resultado de los doce jugadores que se convocaron: 5½ de 6. Podéis ver la crónica en este enlace. A pesar de ello y de ser en aquellos momentos el subcampeón de España y de Catalunya, no fue convocado por el seleccionador Vicente Almirall, lo que representó un considerable agravio.

Clasificación de dicho Torneo de Selección

           A su regreso, Jordi Puig Laborda le hizo esta entrevista, que anoto una parte de esta:

- ¿Cómo fue que te marchaste de España?

-Tenía deseos de ver mundo y el atractivo que significaba el grandioso torneo internacional de La Habana de 1952, me indujo a aprovechar la oportunidad de iniciar mis correrías. Pero el pasaporte tardo en llegar -se justifica Rafael Saborido- y de ahí que me inscribiera y jugara las primeras rondas del campeonato de Catalunya de aquel año. Cuando tuve la documentación en regla, el torneo de La Habana había concluido, pero no resistí la tentación de partir, aprovechando con Torán la euforia que entonces reinaba allí.

- ¿Y tu pase a El Salvador?

-Las autoridades de aquel país me ofrecieron el cargo oficial de profesor de ajedrez de la oficialidad de la Fuerza Armada y, naturalmente, acepté la invitación porque ello representaba colmar mis aspiraciones de dedicarme íntegramente al ajedrez.

- ¿Cómo vienes desempeñando tu misión? -deseamos que nos puntualice.

-A diario ofrezco exhibiciones y doy conferencias -nos aclara nuestro interlocutor- así como se organizan competiciones en las que yo intervengo y también se me facilita la participación en torneos, como fue el de Guatemala. Jugué también contra el campeón mejicano, el internacional Araiza, al que gané 5 a 1 y, asimismo, vencí holgadamente a (Gerardo) Budowski, de Venezuela.

-Le instamos a que nos cuente algo de la organización ajedrecista de El Salvador, intrigados por el predominio militar que nos depara su exposición.

-Será por la frase napoleónica de que el ajedrez es el espejo de la guerra -nos dice con un peculiar viso humorístico-. Lo cierto es que existe como una separación “de facto” ya que hay dos clases de competiciones: las puramente militares, siendo el coronel Óscar Bolaños el campeón de la Fuerza Armada salvadoreña, y cuyo sector agrupa a más de doscientos jefes y oficiales practicantes. Independientemente hay otro grupo, que podríamos denominar civil, que es el regido por la Federación de Ajedrez, cuyo presidente es el doctor Antonio Serrano…

- ¿Has visitado algún país de aquellas latitudes?

-Sí, he pasado algunas semanas en Costa Rica, Colombia, Guatemala y Puerto Rico…

           En el Diario Español de Tarragona, del 18/10/1963, a raíz de unas simultáneas que Saborido había realizado en el Club d’Escacs Tarragona (+17 =4 -4), el periodista De la Fuente Torrón, le hacía estas preguntas.

Diario Español 18-10-1963

* * *

           En el cuadro que sigue podéis comprobar el nivel de los adversarios que Saborido tuvo que sortear para vencer en el XXXIII Campeonato Individual de Catalunya de 1965. Cedió únicamente dos tablas con Eduardo Pérez y Francisco García Orús, aventajando en dos puntos y medio al gran Miquel Albareda Creus.

XXXIII Campeonato individual de Cataluña 1965

Semifinal Campeonato de España

 

 

Jugador

Club

1

2

3

4

5

6

7

8

9

0

1

2

Total

1

Saborido Carré, Rafael

Ruy López Pal.

1

1

½

½

1

1

1

1

1

1

1

10.0

2

Albareda Creus, Miquel

Barcelona

0

½

1

½

1

1

½

0

1

1

1

7.5

3

Bordell, Román

Ruy López Pal.

0

½

½

1

½

1

½

1

1

0

1

7.0

4

Pérez Gosalbes, Eduardo

Barcelona

½

0

½

½

½

½

½

1

1

1

½

6.5

5

García Orus, Francisco

Español

½

½

0

½

1

0

1

½

½

½

1

6.0

6

García Sainz, Pablo

Condal

0

0

½

½

0

1

½

1

½

1

1

6.0

7

Borrell Vidal, Máximo

Barcelona

0

0

0

½

1

0

1

½

1

1

1

6.0

8

Ridameya Tatche, José

Tarrasa

0

½

½

½

0

½

0

1

½

1

0

4.5

9

Gomila Pons, Álvaro

UAFH

0

1

0

0

½

0

½

0

0

1

½

3.5

10

Subirá, Melchor

Mataró

0

0

0

0

½

½

0

½

1

0

1

3.5

11

Romero

Ruy López Pal.

0

0

1

0

½

0

0

0

0

1

½

3.0

12

Monedero González, José 

Español

0

0

0

½

0

0

0

1

½

0

½

2.5

           Sus artículos en determinadas revistas de ajedrez, El Ajedrez Español, Boletín de la Federación Catalana… siempre eran de agradecer, así como sus comentarios y opiniones sobre finales que iban apareciendo. Así, en 1964, en el boletín nº 0 de la FCA, ya comentaba algunos aspectos sobre el Gambito Escocés. En el aspecto personal siempre fue una buena persona. Era un tanto retraído y, a veces, su aspecto y sus acciones parecían las de un sabio nuclear. Voy a explicar una anécdota que no recuerdo haberla publicado antes.

           Debía ser uno de los primeros meses del año. Se estaba jugando una de las rondas del Campeonato de Catalunya y el frío, en el exterior, era de consideración. Nos habíamos desplazado al local del Club Ajedrez Español, en la calle Cabanas y, en el mismo, el frío también se había introducido. Todos habíamos comenzado nuestra partida, pero aún quedaba pendiente la de un jugador del que, por la lista del delegado era, ni más ni menos, que Rafael Saborido Carré. Creo que mi adversario españolista fue Eduardo Pérez Gosalbes. Pues bien, pasados unos minutos entra Saborido, con un abrigo que le llegaba a la altura de los pies, y una enorme bufanda que casi le hacía de turbante, acompañado de un gran paquete de periódicos que llevaba bajo el brazo. Los que estábamos pendientes de ello, nos extrañó a qué podía obedecer “tanta información”. Saborido llega a su mesa, deposita los periódicos debajo de la misma, se sienta y en seguida sitúa sus pies encima de los periódicos. Entonces comprendimos que el trabajo que él esperaba de ellos era tal vez obtener un poco de calor, o bien que sus pies quedaran aislados del suelo. Es como aquél que debía pensar: Ande yo caliente y ríase la gente. Un detalle de su curiosa personalidad.

           Una tarjeta de presentación, como la que vemos ahora, es la que hacía servir para ofrecer sus servicios ajedrecísticos, además de las cartas que dirigía directamente a los presidentes de los clubs.

Tarjeta de presentación (Foto: Gentileza de Miguel Artigas)

           Y esta es la esquela que apareció en la prensa…

Esquela de Rafael Saborido (Foto: Archivo)

Rafael Saborido Carré (Fuente: FCdE)

           Como sea que Rafael Saborido Carré tal vez sea un jugador poco conocido por algunos aficionados, me he permitido incluir en el pgn un par de centenares de sus partidas, con sus luces y sus sombras, a modo de mi modesto recuerdo a un personaje que el Ajedrez siempre estuvo por delante en su vida.

Joaquim Travesset Barba

(Publlicado en el artículo "Torneo Nacional de Tortosa 1948", 21 Septiembre 2021)

 

 

Un puzzle al que le faltan piezas

© Historia del ajedrez español. Todos los derechos reservados